dissabte, 25 de maig de 2013

COM L´ESTÓMAC ELABORA BICARBONAT I ÀCID CLORHIÍDRIC . Dr. ROBERT O. YOUNG .

25 puntos importantes para entender el verdadero propósito del estomago – un órgano alcalinizante (I)

Los siguientes discursos científicos son 25 puntos importantes para entender el verdadero propósito del estomago, su fisiología y la digestión, la creación de bicarbonato sódico (NaHCO3) y ácido clorhídrico (HCL) en el revestimiento estomacal, la ingesta de proteínas, lácteos, queso y azúcar en cualquiera de sus formas y cómo la bioquímica, fisiología y anatomía ácida/alcalina están relacionadas con la salud, la enfermedad y el malestar en general.
Desafortunadamente, los médicos y científicos contemporáneos, al igual muchos de los  profesionales de las llamadas medicinas alternativas y gente profana, NO entienden realmente como se genera el ácido/base en el cuerpo y como se inicia la acidosis latente tisular en el tejido conectivo coloidal. Bienvenidos al siglo XXI  y  a la “Nueva Biología” del Dr. Young.

¿Cómo se genera el ácido/base en el cuerpo?

estómago
1)     Las células parietales o de revestimiento del estómago separan el cloruro sódico de la sangre. El sodio se une al agua y al dióxido de carbono para formar la sal alcalina bicarbonato sódico o NaHCO3. La bioquímica es: H2O + CO2 + NaCl = NaHCO3 + HCL. Esta es la razón por la que llamo al estómago un órgano alcalinizante y NO un órgano digestivo. El estómago NO digiere los alimentos o líquidos ingeridos, sino quealcaliniza los alimentos y líquidos que ingieres.
2)     Por cada molécula de bicarbonato sódico (NaHCO3) generado, se segrega y secreta una molécula de ácido clorhídrico (HCL) en el llamado sistema digestivo – específicamente en el estómago (en el epitelio glandular del estómago, folículos gástricos de Frey) – para ser eliminado. Por lo tanto, el HCL es una sustancia ácida, producto de deshecho del bicarbonato sódico que el estómago ha segregado para alcalinizar los alimentos y líquidos que se han ingerido.
3)     El ión de cloruro proveniente del cloruro sódico (sal) se une a un ácido o generador protónico. El HCL tiene un pH del 1 y es altamente tóxico para el cuerpo y es causa de indigestión, reflujo ácido, úlceras y cáncer.

4)     Cuando entran grandes cantidades de ácido al estómago – incluyendo HCL- provenientes de proteínas ricas de origen animal como productos lácteos; queso, leche o la carne, se retiran ácidos de los depósitos ácido/base del cuerpo. El organismo perecería si la alcalosis resultante – o el NaHCO3 o base sobrante – generada por el estómago no fuese captada por las glándulas alcalinizantes que necesitan estas bases rápidamente para poder generar sus potentes secreciones de bicarbonato sódico. Estas glándulas y órganos son el estómago, páncreas, glándulas de Brunner (entre el píloro y las uniones de los conductos  biliares y pancreáticos), las glándulas de Lieberkunh en el hígado y la bilis con su poderosa capacidad para fijar ácidos, y que es liberada cuando hay presencia de alimentos altamente acidificantes como la carne o el queso para amortiguar los fuertes ácidos como el ácido nítrico, ácido sulfúrico, ácido fosfórico, ácido úrico y ácido láctico.
5)     Cuando se ingieren productos de origen animal ricos en proteínas, el estómago comienza a fabricar y segregar bicarbonato sódico (NHCO3) para alcalinizar los ácidos provenientes de los alimentos ingeridos. Esto ocasiona una perdida de las reservas alcalinas y un aumento de ácido o  HCL que se encuentra en las foveolas gástricas del estómago. Estos ácidos y/o el HCL son captados por la sangre provocando una disminución del pH en plasma sanguíneo. La sangre elimina este aumento de ácido gastrointestinal vertiéndolo el los espacios de Pishinger.
6)     El espacio contenido por estas fibras tan finas se llama el espacio de Pishinger o el espacio extracelular que contiene los fluidos que bañan y nutren a cada una de las células a la vez que arrastra los deshechos ácidos de las mismas. Este órgano no se menciona para nada en los libros de texto de fisiología americanos. Se menciona un espacio extracelular, pero no se habla de ningún órgano que almacene ácidos provenientes del metabolismo y de la dieta, como los riñones. Yo a este órgano lo llamo el “pre riñon” porque almacena ácidos gastrointestinales y metabólicos hasta que puedan ser neutralizados y eliminados  a través de la piel, el tracto urinario y los intestinos.
Sistema_Pischinger
7)     Después de haber ingerido una comida rica en proteínas de origen animal provenientes de productos cárnicos o lácteos, el pH de la orina se vuelve alcalina. La ingesta de carne o queso provoca por un lado una reacción de tipo ácido en el organismo al producir respectivamente ácidos como el ácido sulfúrico, ácido fosfórico, ácido nítrico, ácido úrico, ácido láctico, ácido acetilaldeido y ácido etanol, y por otro lado, también, la formación y excreción de sustancias base en la orina. Por lo tanto, comer carne y queso genera una doble perdida de bases, que a su vez,  conduce a una acidosis tisular y finalmente a la enfermedad, especialmente enfermedades degenerativas e inflamatorias.
carnes-ácidos
8)     Si durante el ejercicio físico intenso el ácido láctico no fuese absorbido por las fibras de colágeno captadores específicos de ácido del cuerpo, el organismo perecería. El conjunto total de estas fibras es el órgano más grande del cuerpo y se llama SCHADE, el órgano del tejido conectivo coloidal. No se da ningún intercambio de fluidos entre la sangre y las células del parénquima a menos que pase a través de este órgano del tejido conectivo. Este órgano conecta y mantiene todo en el cuerpo en su sitio. Este órgano está compuesto por ligamentos, tendones, nervios, y fibras más finas que se convierten en el andamiaje que mantiene cada una de las células de nuestro organismo en su lugar. Cuando se almacenan ácidos en este órgano, que incluye los músculos, aparecen la inflamación y el dolor. La producción de ácido láctico aumenta al ingerir leche, queso, yogurt, mantequilla y especialmente helado.
Esta es la razón por la que afirmo que “el ácido es igual a dolor y el dolor es ácido.”No puedes tener el uno sin el otro. Es el comienzo de la acidosis tisular latente que conduce a la irritación, inflamación y degeneración de las células, tejidos y órganos.
9) Cuanta más acidez se genere tras comer carne, queso, leche o helados, más ácidos gastrointestinales serán absorbidos por estas fibras de colágeno para ser neutralizados y menos bicarbonato de sodio o NaHCO3 será captado por las glándulas alcalinizantes. Cuanto mayor sea la diferencia potencial entre los ácidos absorbidos y la cantidad de NaHCO3 generado tras cada comida,  las glándulas alcalinizantes como el páncreas, la vesícula biliar, glándulas pilóricas, sangre, etc., serán más o menos alcalinos. El poder de fijación de ácidos del tejido conectivo, la sangre y las glándulas alcalinizantes dependerá de sus reservas alcalinas, que pueden ser determinadas a través del pH de la sangre, la orina y la saliva, incluyendo el análisis de sangre viva y seca tal como ha enseñado el Dr. Robert O. Young. El pH de la saliva nos indica las reservas alcalinas en las glándulas alcalinizantes y el pH de la orina es una indicación del pH de los fluidos que rodean las células o el espacio del Pishinger.
escala-de-ph
10) La isoestructura de la sangre mantiene su pH vertiendo ácidos gastrointestinales o metabólicos en el tejido conectivo o el espacio de Pishinger.  La sangre provee a la orina de la misma cantidad de ácido que recibe de los tejidos y del hígado para poder preservar su isoforma. Una deficiencia en bases siempre está relacionada con el deterioro de la capacidad de almacenamiento de los tejidos conectivos o el espacio de Pishinger. Mientras se mantenga la isoestructura de la sangre, la orina – que se origina de la sangre – será un fiel reflejo de la regulación acido/base, no en sangre, sino en los tejidos. Así que cuando estás testando el pH de la orina, estás testando el pH de los tejidos.
11)  La “acidosis” latente es la condición que existe cuando no hay suficientes bases en las glándulas alcalinizantes, al haber sido utilizadas durante el proceso de neutralización de ácidos. Estas bases  son absorbidas por las fibras de colágeno. Ello conduce a una acidosis “compensada.” Lo que significa que el pH de la sangre no ha variado, sin embargo, sí han cambiado otros sistemas del cuerpo. Por lo tanto, esto puede conducir a una “acidosis” descompensada en donde las reservas alcalinas de la sangre son empleadas y el pH de la sangre se ve alterado. La “acidosis” descompensada se puede determinar testando el pH en sangre, el pH en orina y saliva.  La disminución de reservas alcalinas en el cuerpo ocurre a causa de una súper proteinización, (comiendo carne y queso), o por demasiada proteína, o por una hipercarbonización, o demasiado azúcar.  Esta es la razón del por qué la gente de 80 o 90 años está toda encogida y parecen como pasas. Tienen muy pocas o casi ningunas reservas alcalinas en sus glándulas alcalinizantes. Cuando ya no hay minerales alcalinizantes, tanto tú como tu batería se agotan.
12)  Si no quedan suficientes bases después de haber comido carne, queso o alimentos ricos en azúcar, o suficientes bases para neutralizar y eliminar los ácidos almacenados en el tejido conectivo, comienza a desarrollarse una relativa deficiencia en bases que conduce a una acidosis latente tisular. Cuando esto ocurre tanto el hígado como el páncreas tienen deficiencia de jugos alcalinizantes para asegurar la correcta alcalinización de los alimentos en tu estómago e intestino delgado.
13) La digestión o alcalinización no puede  proceder sin suficientes de estos jugos alcalinos ya que el hígado y el páncreas y el estómago etc., han de segregar más ácido para poder crear más bases, y es así como pueden aparecer indigestión, nauseas, reflujo ácido, GERD, úlceras, cáncer esofágico y de estómago. Todos estos síntomas no están causados por un exceso de ácido o HCL en el estómago. Al contrario, ¡son el resultado de una carencia de base en forma de bicarbonato sódico!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada