dijous, 25 de juliol de 2013

LLIBRE - CDS, LA SALUT ÉS POSSIBLE de ANDREAS KALCKER


Muchas personas se encuentran ante el dilema de si es mejor elegir CDS o MMS para sus necesidades.
¿Cuáles son las diferencias principales?
La ventaja principal de CDS respecto a MMS es en primer lugar su pureza. Al ser solamente el gas destilado en el agua prácticamente no existen residuos de los componentes básicos y aunque la calidad de los productos básicos fuera mala serviría para producir CDS, ya que sólo se necesita el gas disuelto en el agua.
CDS es el producto final de una reacción que ya ha terminado, es decir que ya no va a reaccionar más ni va a crear más dióxido de cloro en el estómago, a diferencia de lo que ocurre con MMS. Una vez ingerido MMS sí hace una reacción secundaria en el estómago, como ya hemos visto antes. En algunos casos a personas sensibles, este incremento de gas en el estómago pueden notar una molestia en forma de un eructo desagradable. CDS tiene además menos sabor que la mezcla de MMS y por lo tanto se puede ingerir en cantidades mayores sin resultar repulsivo.

¿Para qué se necesita tomar en cantidades mayores?
Principalmente para enfermedades terminales como el cáncer donde CDS al parecer ha dado unos resultados muy esperanzadores. Uno de los efectos principales del dióxido de cloro en el cuerpo es la capacidad de detoxicación, es decir de eliminar toxina.
¿Cómo lo hace?
Lo hace a través de la oxidación, que como recordaremos bien no es más que un proceso de combustión. Esta es la manera en que quemamos las toxinas.
¿Qué ocurre si quemamos una toxina?
Que el componente tóxico se convierte en otro componente diferente. No es lo mismo el hierro que el óxido de hierro, es decir ha cambiado el estado físico.
¿Qué efecto tiene esto en el cuerpo?
Ponemos como ejemplo el caso del zinc. Éste es perjudicial para el organismo, pero resulta no ser lo mismo que el óxido de zinc que utiliza el cuerpo para asimilar la vitamina C.
El problema de tener una enfermedad terminal como el cáncer, es que habitualmente las personas no mueren del propio cáncer en sí, sino más bien por un fallo hepático renal, es decir por un colapso del sistema de filtración de la sangre debido a una cantidad demasiado grande de toxinas liberadas por el propio cáncer, simplificando, significa que mueren por intoxicación. De ahí el efecto positivo del dióxido de cloro, ya que sea en forma de MMS o CDS, ambos son capaces de oxidar toxinas. En muchos casos el problema es que ya hay tantas toxinas que tomando MMS la dosis tiene que ser tan alta que produce problemas intestinales, es decir diarrea. Esta diarrea muchas veces es causada por acidosis. El pH del MMS es inferior al pH del CDS y el pH del CDS es inferior al pH del CDI. De esta manera entendemos que para tener cantidades mayores de dióxido de cloro en el cuerpo del "animal a tratar" en cuestión debemos vigilar la acidez.
Otra diferencia básica entre CDS y MMS es también su cuantificación. Mientras que MMS se aplica en gotas el CDS o el CDI se aplican siempre en mililitros, que es una forma más profesional y exacta. La medida entre las gotas de diferentes fabricantes difieren de hasta un 70% entre unos y otros por eso es mejor en este caso utilizar medida universales. 


http://andreaskalcker.com/index.php/es/

http://voedia.com/prestashop/product.php?id_product=32

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada